Buscar

Empiezopormi.net

Empiezo por mi con una conciencia nueva, creyendo que hay algo mas grande, que gerencia mi vida y que como todo es, es perfecto.

Exclusión – Bert Hellinger

Una persona se siente plena cuando todos aquellos que pertenecen a su familia tienen un lugar en su alma. Siempre que una persona excluye a alguien de su familia, lo vive como una pérdida. Por ejemplo, aquél que desprecia y excluye a sus padres se siente vacío. A él se le escapa la plenitud de la vida. Cuando doy un lugar en mi alma a todos aquellos que pertenecen, no solamente me siento pleno, sino que también me siento libre. Sin embargo, aquellos que yo rechazo me zarandean y me tienen prisionero. Y es que sólo los puedo rechazar porque también los tengo en la mirada y pienso en ellos. Pero aquellos que en mí tienen un lugar, me dejan en paz.

BERT HELLINGER

pobreza

La reverencia – Bert Hellinger

budanamaste

La reverencia ante los padres es asentir a la vida tal como la he recibido, al precio al que la he recibido y al destino tal como está predeterminado para mi.

La reverencia siempre va más allá de los padres. Es asentir al propio destino, a sus oportunidades y a sus limitaciones. La persona que ha hecho la reverencia de esa manera repentinamente está libre.

BERT HELLINGER

Integrar a padre y madre

almas-gemelas5b15d

La primera gran dualidad, de la que surgen todas las demás, es que somos hijos de un padre y de una madre. Integrar esta dualidad es ver a ambos padres en una única imagen, haya pasado lo que haya pasado entre ellos después de nuestra concepción. Esta integración nos permite vivir la plenitud: cada uno de nosotros es la fusión de sus padres, la fusión de lo masculino con lo femenino.

BERT HELLINGER

23Para muchos de ustedes hay un nuevo comienzo en este momento de sus vidas y ahora todo está comenzando a tener sentido.

Al mismo tiempo que reconoces y fluyes en ese tránsito hacía lograr tus sueños, ten tranquilidad, confía… las cosas irán tomando el lugar que les corresponde dentro del tiempo que por si mismo se necesita para comprender que lo que sucedió debía pasar tal cual como fue para tu supervivencia, crecimiento e infinito agradecimiento y honra a todos aquellos de tus ancestros que a lo mejor no fueron reconocidos en su momento y que definitivamente dejaron su legado en cada una de tus células.

Gracias papá…

Por: Empiezopormi

HOY CIERRO UN CICLO

Doy gracias a la vida y a Dios por haber tenido la oportunidad de conocerte y reconocer en mi todo lo que viene de ti.

Hoy entiendo que como todo sucedió, así debía ser y fue de manera perfecta.

Me vacío y me libero de todo dolor que permanecía en mi y tomo con más fuerza que antes la vida que junto a mi madre me dieron.

Gracias Papá.

NUESTRA MENTE ESTÁ CONTAMINADA

Llevo unos días publicando post en mis redes sociales en los que sin proponérmelo el tema ha sido el tener sueños y su importancia y cómo ser feliz es mi prioridad.

Por mi experiencia de vida de unos años para acá en los que he podido superar muchos aspectos que me hacían sentirme fuera de lugar, fuera de mi y gracias a miles de reflexiones y situaciones que hoy interpreto que sucedieron gracias a la sincronicidad, he aprendido que no hay nada que nos bloquee tanto como nuestros propios pensamientos, nuestra forma de ver las cosas que se nos presentan y toda la carga ancestral con la que nacemos.

He encontrado en las constelaciones familiares y muchas  lecturas como la que les comparto seguidamente, una forma equilibrada y sanadora de vivir mi vida con el firme propósito de ser feliz confiando en algo mas Grande.

NUESTRA MENTE ESTÁ CONTAMINADA

Nuestra mente está contaminada por sustancias tóxicas llamadas, preocupación, estrés, ansiedad, cavilaciones sobre el futuro y añoranza del pasado. El miedo es lo que producen todos estos residuos en el interior de cada uno de nosotros.

Para vivir una vida llena de plenitud y gozo tenemos que estar atentos, alerta a todo lo que llegue a nuestra mente y evitar que cualquier pensamiento negativo eche raíces en ella. Para evitarlo debemos cortar de raíz cada pensamiento negativo, cambiándolo inmediatamente por su positivo o fijando nuestro punto de atención en algo que nos haga sentir bien y nos provoque pensamientos positivos. Las personas que exprimen su vida y le sacan todo el partido son aquellas que mantienen una actitud positiva acerca de su mundo y de todo lo que hay en él.

Los científicos calculan que tenemos más de 60,000 pensamientos al día y que el 99 % de ellos son los mismos que el día anterior, y encima negativos. Estamos creando malos hábitos mentales. De este modo estamos cautivos de nuestro pasado y de las preocupaciones que minan el poder de nuestra mente. Nos alejan de la capacidad de la mente para acercarnos a todo lo que deseamos tanto material, como emocional o espiritualmente. No somos conscientes de que si sabemos manejar nuestra mente somos los dueños de nuestra vida. Podemos filtrar lo que pasa por nuestra mente y convertir una vida ordinaria en una vida extraordinaria. No podemos controlar las circunstancias, pero si controlamos la actitud ante ellas. Lo que para algunos es un problema, para otros es una oportunidad.

He tenido sueños y he tenido pesadillas… superé mis pesadillas gracias a mis sueños.

Jonas Salk

image-2

Meditación: Cómo mirar a nuestra madre. Bert Hellinger

Pocos entre nosotros han mirado a su madre de cerca. ¿Quién puede decir que ha visto a su madre, realmente visto, así como es?

Haré con ustedes un ejercicio, cómo mirar a nuestra madre, cómo aprender a mirarla. Cierra los ojos.

Nuestra madre fue niña una vez, igual que nosotros. Tuvo padres, nacida en una familia determinada, con sus destinos particulares, que a ella la han afectado y formado. A veces, alguien murió demasiado pronto, tal vez la madre o el padre o un hermano. O quizá estuvo alguien muy enfermo y todos se han preocupado. De niña ella también se preocupó y quizás dijo: estoy dispuesta a hacerme cargo de esto para que a otro le vaya mejor. Ya de niña fue acarreada por un destino ajeno.

Así la miramos. Y de repente nos percatamos de lo siguiente: nuestras expectativas o nuestras pretensiones con respecto a ella ignoran por completo lo que su alma ha movido, lo que su alma ha tomado de ella a su servicio para otro propósito. ¡Qué extraño resulta entonces el exigir y desear interiormente, y decirlo también, que ella esté totalmente aquí para nosotros, que no piense en nada más que en nosotros! ¡Qué pobres somos pues en nuestra alma! ¡Qué alejados del amor y de la felicidad!

Lo primero que nos queda por hacer es mirar a nuestra madre cómo a una mujer corriente con una historia, con una larga historia por parte de su familia. Esta historia la ha hecho humana, es decir imperfecta y justamente esta imperfección la hace especialmente bonita y simpática.

El comienzo de la felicidad es poder ver a nuestra madre con su humanidad y quererla tal como es. Entonces prácticamente nada se opone más a la felicidad.

Esto es el comienzo de la felicidad que permanece.

La madre es la relación divina más grande para nosotros, no tiene la menor importancia como sea ella. Cómo madre es una revelación divina y nosotros nos quedamos frente a ella con devoción.

Y la vida detrás de la madre.

¿Cuál es su rostro?

Es el rostro de DIOS

El rostro de la vida detrás de nuestra madre es el rostro de Dios.

Ambas, la vida y la madre, son una grandeza inconmensurable.

Y nosotros como criaturas, en sintonía con nuestra madre y con la vida, nos hacemos grandes, con una grandeza indoblegable en el AMOR

En el amor grande.

BERT HELLINGER

madre

Albert Einstein: El amor es luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe.

Carta de Albert Einstein a su hija

“Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad, también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el amor.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El amor es luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. Es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. También es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere.

El amor es Dios, y Dios es amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida.

Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre.

Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quintaesencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta

Tu padre, Albert Einstein.”

Carta de Albert Eistein a su hija

 

maxresdefault

 

 

 

 

Encontrarás la paz cuando…

ENCONTRARÁS LA PAZ CUANDO…

Encontrarás la paz que hay en ti… cuando te aceptes tal como eres, cuando aceptes que todo valió la pena en tu vida y que no tienes nada de qué avergonzarte o reprocharte.

Encontrarás la paz que hay en ti… cuando dejes de ser tu peor enemigo y te conviertas en tu mejor amigo. Cuando Dios sea tu aliado y no alguien lejano que aparece en ocasiones.

Encontrarás la paz que hay en ti…cuando convivas con la realidad de que las cosas sucedieron de la única forma en que se precipitaron y tuvieron que ser. Cuando aceptes que has dado lo mejor de ti y de no ser así serás consciente de que lo harás en la próxima vida, si el Universo te expone ante las mismas circunstancias.

Encontrarás la paz que hay en ti… cuando vivas en tu eterno presente, aceptando que el pasado ya no existe y no tiene sentido preocuparse por un futuro que no ha llegado.

Encontrarás la paz que hay en ti… cuando tus emociones estén calmadas frente a lo que digan tus hermanos,  sean halagos, críticas, reproches o mensajes alentadores.

Encontrarás la paz que hay en ti… cuando hayas encontrado tu propósito de vida y en el que solo tú sabes hacia dónde dirigirte ante cada paso que des.

Encontrarás la paz que hay en ti… cuando entiendas que nada externo podrá afectarte si tú no se lo permites.

Encontrarás tu paz cuando aceptes y descubras que tu alma es esencia pura de Dios y que ella es paz inmutable.

Si no ves ni sientes la paz que hay en tu propio corazón no esperes encontrarla fuera de ti.

José L. Ramirez L.

IMG_9267

Blog de WordPress.com.

Subir ↑