apego

Que difícil es soltar, sobre todo soltar las cosas que amamos. Tengo que conseguir vivir con las manos abiertas sin nada encerrado en el puño.

Que doloroso y difícil es soltar!!!

La vida es así, cuanto mas apretamos lo que amamos ya sean nuestros hijos cuando crecen o a algún amor, o el recuerdo de un ser querido que ya no está, mas dolor sentiremos en la mano y en el corazón y llegará un momento en que todo lo bonito que recordamos desaparezca.

Si no aprendemos a soltar, si no dejamos ir, si el apego puede más que nosotros y nos quedamos ahí atados, pegados a esos sueños, a esas fantasías, a esas ilusiones, el dolor crecerá sin parar y día a día nuestra tristeza, y nuestro sufrimiento serán los compañeros de ruta, de una ruta hacia la depresión, la falta de incentivo, la falta de vida.

Es el tiempo es el único que puede ayudarte cuando el dolor de una pérdida te hace creer que no puedes seguir.

J.Bucay – El Camino de las Lágrimas.