Escrito por Empiezopormi

Que difícil se hace para el hombre soltar y confiar, mas cuando se trata de personas a las que amamos o de nuestros proyectos.

Por qué sucede esto? porque amamos y deseamos desde el ego, desde el amor infantil de aquel niño al que no se le niega nada, desde el enamoramiento y no desde el amor puro que acepta, reconoce y a veces renuncia. Por esto la invitación que hago es que tratemos de lograr vivir con las manos abiertas, dispuestas a entregarlo todo y también a dejarlo todo así el solo pensarlo se torne doloroso y difícil; soltar te libera del apego y te deja abierto a todas las posibilidades que tiene la vida para ti. Cuanto mas sostenemos en nuestras manos lo que amamos, lo que queremos, tal vez estamos es alejando aquello que decimos querer y mas dolor y desesperanza sentiremos en el corazón; podemos llegar a sentir un dolor tan fuerte que todo lo bonito que hayamos vivido o experimentado, no lo recordemos, se nos olvide y pasemos a ser desagradecidos con lo que la vida y nuestro ser supremo nos da.

El no soltar nos amarra, quizá al pasado, a lo que hubiésemos querido tener y esto nos genera miedos, desconfianza y los sueños se quedan en eso, en solo sueños sin un final feliz y día a día la tristeza se convertirá en sufrimiento o resentimiento.

Soltar confiando en que hay algo mas grande que tu, que dirige tu vida es lo mejor que puedes hacer porque te aliviana el camino y entonces puedes disfrutar desde lo mas grande hasta lo mas minúsculo, es más, lo mas minúsculo adquiere la importancia que tiene. 

Suelta y confía amorosamente en todas las infinitas posibilidades que existen dispuestas para tu felicidad y plenitud.

Namasté