Por: Empiezopormi

Hola Papá
Que extraño nombrarte así, pero a la vez me siento aliviado. Cada letra de esa palabra significa mucho para mi y al pronunciarla ahora que vuelvo a tener contacto contigo tiene una connotación muy relevante.

Se que han pasado muchos años, años en los que tu ausencia ha dolido, años en los tu presencia me hizo mucha falta porque no tenía esa voz que me hiciera sentir seguro; Si, tuve a mi madre, una madre que admiro por la fuerza con la que enfrentó la vida, una madre que hizo las veces de padre y madre, por lo que me siento muy agradecido, sin embargo, no se si por ser hombre, hoy entiendo que por mas que traté de no sentir tu ausencia, siempre me hiciste falta.

Han pasado muchas cosas en mi vida que siempre quise compartir contigo, recuerdo especialmente cuando tuve mi primera novia, fueron muchas cosas que me tocó descubrir por mi mismo. Recuerdo también cuando veía a mis amigos con sus papás y los envidiaba, recuerdo cuando tuve a mis hijos y me prometí estar presente para ellos siempre y así lo he hecho. Debo ser sincero contigo y siento mucho que de pronto estas palabras sean dolorosas para ti, pero son las que siempre había querido decirte y así poder sanar mi corazón.

Hoy después de tantos años, 40 para ser precisos, y ahora que soy adulto he sentido mas tu ausencia y no se por qué, todo el mundo dice lo contrario, dice que un niño necesita a su padre cuando es niño, pero para mi ahora que tengo mas de 40 te sigo extrañado y me sigue afectando tu ausencia, pero al mismo tiempo agradezco a la vida por permitirme tener un corazón diferente a aquel niño que trataba de negar a su padre, tal vez no de negarlo, sino de ser fuerte sin el; es gracias a este corazón que he decido buscarte, porque hoy tengo una visión distinta, entiendo que hiciste lo que pudiste en el momento en que sucedieron las cosas.

Hoy reconozco que tu ausencia ha sido un ejemplo y así mismo acepto lo que me correspondió vivir porque eso me hizo ser el hombre perseverante, trabajador, amoroso con mis hijos y mi esposa.

Con todo mi corazón y humildad papá te doy las gracias. Mis sentimientos hacía ti son diferentes, el haber oído tu voz aquella primera vez fue tener un piso firme en el que nunca me había podido parar porque siempre lo sentí inestable; hoy todo se torna diferente para mi al saber que a pesar de la distancia física que nos separa, hemos podido reestablecer una relación perdida por las circunstancias, pero que ahora es posible tenerla.

Hoy te tomo como mi padre, dejo atrás todo odio, todo  resentimiento que pude haber sentido, te tomo tal cual como eres y me reconozco en ti,  no te juzgo y eso me hace feliz y sentirme como tal vez siempre quise sentirme.

Gracias Papá, Dios te bendiga.

13423824_142606482825285_9087388710682527439_n