Escrito por: Empiezopormi

çCuando no tenemos la claridad de dónde venimos y que de donde venimos es fundamental y sagrado, es que estamos perdidos.

Nuestra vida viene de papá y mamá y mientras mas tengamos ese concepto incorporado en nuestro ser, mas profunda será nuestra conexión con la vida. Debemos ser conscientes que gracias a papá y a mamá es que tenemos la vida y que juzgar a uno o a los dos, es juzgarnos a nosotros mismos.

TOMAR LA MADRE

13339426_10207800581145961_6816511261092998759_nTeniendo en cuenta lo visto por Bert Hellinger con relación a las Constelaciones Familiares, debemos ver que el eje fundamental para nuestras vidas es tomar la madre y lo mejor es reconocer en nuestra madre una metáfora de la vida misma, es decir, sin ese vientre materno que contuvo mi vida no habría sido posible estar aquí y de alguna manera ese vientre nos muestra la vida cómo va a ser afuera en el mundo siendo niños, jóvenes o adultos. Esa vida que vivimos ahí con nuestra madre, siendo uno con ella, tomando todo lo que nuestra madre tenía dispuesto para nosotros en el vientre y como ese bebé que fuimos, ni siquiera alcanzaba a experimentar una necesidad o una falta de algo, cuando todo lo tuvimos ahí, aún antes de que lo requirieramos.  Ese es el ejercicio que nos ayuda a hacernos consiente que de ahí viene nuestra vida, que sin esa unión de padre y madre, primero, y luego sin ese vientre que por decisión de nuestra madre nos sostuvo 9 meses, no estaríamos acá; son esos detalles que nos hacen darle la importancia real y el valor que tiene nuestra madre y con ella, nuestra vida.

Bert Hellinger dice que nosotros recibimos la vida de una forma pasiva, en cuanto que nuestra madre nos brindó todo pero nosotros de una forma pasiva lo tomamos siendo niños inconscientes, es decir, no fue un acto consciente, fue un acto decisivo de supervivencia.

Ya nosotros como adultos podemos reconocer como nuestra madre fue el medio para llegar a la vida, y como lo que tuvimos de ella fue suficiente para estar en la vida y si no hubiera sido así no hubiéramos llegado, y pasar de ser un acto inconsciente de un niño a un acto consciente de un adulto, es una forma de tomar en vez de recibir pasivamente y esta acción con la gratitud que implica nos permite una comprensión mas amplia y cambiar nuestra vida de una forma significativa y completamente positiva.

En ese sentido tomar la madre de una forma consciente empieza a abrirnos camino a otras tomas de la vida, es decir, nos empodera para tomar nuestra vida misma con la fuerza que se requiere.

¿Qué es lo que aquí nos enseña a ser exitosos y preparados para éxitos posteriores en nuestra vida y nuestra profesión?
Poder tomar a nuestra madre como la fuente de nuestra vida, con todo lo que fluye de ella hacia nosotros. Con ella nosotros tomamos nuestra vida. Y la tomamos tanto como tomamos a nuestra madre. Ordenes del Éxito

Alguien puede tener buena intensión frente a su madre y sin embargo no puede verla o acercarse porque interpone sus apreciaciones e interpretaciones, por eso no puede ver la vida mas allá de sus propios juicios.

Si no tenemos claro lo mas básico que es que como llegamos a la vida y de donde llegamos independientemente de la historia que nos contaron, sin tener en cuenta los hechos concretos, aquellas situaciones que fueron definitivas y es que nuestra madre sostuvo nuestra vida, nos trajo a la vida y nos cuidó como pudo y que por eso estamos vivos, deberemos entonces enfrentarnos a vivir bloqueados.

Hellinger enseña que la vida es comparable con la relación o vinculo con la madre. En el trabajo con constelaciones se puede verificar que  cualquier tema que no esté resuelto con la madre se refleja con todo asunto de la vida cotidiana, llámese pareja, salud, trabajo, es decir, afecta todos los aspectos de nuestra cotidianidad. Sin embargo es importante aclarar que esto no quiere decir que con solo tomar a la madre podremos solucionar nuestros problemas, hay situaciones que no basta con tomar a la madre sino que toca hacer un trabajo mucho mas profundo y ver otros aspectos que pueden estar involucrados.

Sin su madre todo ser humano está perdido. Bert Hellinger

Sacar la historia que nos elaboramos con relación a nuestra madre, que en algunas ocasiones es la que ni siquiera vivimos sino que nos la contaron, libera y sana nuestra vida. La madre es la vida, que es lo mismo que decir, sin madre no hay vida. En la medida que avanzamos en la vida, debemos ir viendo con qué cosas podemos y con qué cosas no hemos podido, en esa misma medida cuando empezamos a darnos cuenta que tenemos rollos y obstáculos, es ahí que podemos empezar a ver si realmente si hemos tomado a nuestra madre tal y como fue, con todo lo que nos gusta de ella y con lo que no o tenemos algunos asuntos que no hemos logrado tomar de ella.

Muchos de ustedes se pueden preguntar: Qué pasa cuando un madre no está disponible?

Primero que todo debo aclarar que disponible no es que esté presente o no, disponible es un estado interno de ella, como una apertura que puede darse o no darse. Puede ser una madre que cuidó, nutrió y acompañó a su bebé y no estaba disponible para él, o un madre que salió, que trabajó, que veía al hijo solo unas horas y estaba totalmente disponible para él. No podemos saber si una  madre está disponible o no solo al observarla porque sería entrar a juzgarla.

Cuando una madre no está disponible, con la claridad de qué es no estar disponible, puede ser porque está llevando un duelo muy grande. por ejemplo en una madre que estando en embarazo o en los primeros meses de su hijo pierde al ser o a los seres que le dieron la vida, entonces el duelo que tiene puede hacer que cuide de su hijo como un acto mecánico e incluso ser amorosa pero una parte de su ser interno, de su corazón se quedó comprometida con quienes murieron y por eso no estar comprometida con ese hijo.

También puede ser por una implicación, es decir, esa persona está envuelta en algún asunto que quiere resolver por un ancestro, repitiendo un destino de un ancestro. Puede no estar no disponible porque está ocupando el lugar de su madre, cuando quiere ser la madre de su mamá o queriendo meterse en los asuntos de su mamá con su papá. Es decir, cuando no está involucrada con sus propios asuntos; entre muchos otros estos son algunos casos que se han podido observar en el trabajo con Constelaciones.

Por último debo hablarles de lo que en Constelaciones se llama MOVIMIENTO INTERRUMPIDO HACIA LA MADRE o MOVIMIENTO AMOROSO INTERRUMPIDO

Debemos partir sabiendo que el primer movimiento afectivo básico humano que tiene un bebé al nacer, el primero, es a la madre. 

Cuando un bebé está en el vientre y es uno con su madre, todo lo contiene y lo abarca.  Cuando nace el bebé, es ese momento en el que conoce el primer terror y empieza a darse cuenta que ya no es él y su madre unidos sino que son dos individuos diferentes pero su movimiento básico afectivo sigue siendo hacía ella y buscando de ella esa retroalimentación afectiva. Ese movimiento interrumpido es cuando el se da cuenta que no está su madre lo que genera una ruptura.

Todos vivimos un movimiento interrumpido con nuestra madre, unos mas leves o graves que otros y éstos se pueden dar cuando:

  • La madre muere en el parto
  • El bebé tiene que quedarse en una incubadora durante un tiempo
  • La madre enferma y por ello no puede ejercer su labor de atención y cuidado
  • La madre muere y deja hijos muy pequeños
  • La madre pierde a un hijo y no se encuentra disponible para sus otros hijos
  • La adopción
  • La madre está involucrada emocionalmente con su primer amor o con una pareja previa   En este caso, un hijo o hija puede tomar el lugar de la madre y convertirse “en la esposa” del padre, siendo fiel a ambos
  • La madre está muy conectada con su sistema de origen y no está disponible para su nuevo sistema
  • La pareja tuvo una pérdida (aborto o muerte de un niño)

Lo que se ha visto en estos casos, es que se hace necesario tener un trabajo mas profundo para tratar de reestablecer el vínculo con la madre y de esta forma tomarla completamente, lo que significa un trabajo interno, no es necesario ir a resolver con mi madre directamente, consiste en un trabajo interno en el que me despojo de todos mis peros y juicios hacía ella y de esta manera reconocer que fui uno con ella y que de ella me viene la vida.

Para terminar les dejo un buen ejercicio que me enseñó quien es mi Maestra cuando estaba empezando con la formación para consteladores familiares y que puede ser una buena manera para empezar a reconectarnos con nuestra madre.

Cierra tus ojos,  respira siempre por la boca para tratar de relajarte lo mejor posible. Tómate unos segundos y luego imagina a tu madre en frente, si no la conociste ten una imagen de una mujer y viendo esa imagen y permitiendo que lo que surja en tu cuerpo, realmente emerja, de esta manera trata de observar si tienes una sensación de expansión o de contracción en tu cuerpo.  Luego de reconocer estas sensaciones en tu cuerpo, con los ojos cerrados, observa a tu madre, sin juicio, sin critica. Reconoce si puedes permitir expandirte o contraerte e intenta expandirte, respira por la boca y di la frase: Como eres está bien para mí. Si logras verte abrazando a tu madre, mejor. Y con esa frase observa qué cambia en tu cuerpo. En la medida en que sientas que algo cambia en tu cuerpo, has hecho un movimiento que te ayudará a conectarte con tu madre.

Image (1)